Nivel Primario

El Colegio Don Bosco de San Juan, Argentina,  inicia sus actividades el 19 de marzo de 1930, días después de la llegada de los primeros Salesianos de Don Bosco a la ciudad de San Juan.

Desde los primeros tiempos estuvo dedicado a la formación de los varones de las familias de la ciudad y sus alrededores, incluso de Departamentos alejados, que, buscando una formación cristiana para sus hijos, optaron por la educación salesiana, inspirada en los principios de su fundador San Juan Bosco, cuyo lema HONRADOS CIUDADANOS Y BUENOS CRISTIANOS ilumina el accionar de los salesianos consagrados y laicos.

En la actualidad la Educación de Nivel Primario se brinda en dos turnos, asistiendo en la mañana los alumnos del segundo ciclo (cuarto, quinto y sexto grado). Mientras que por la tarde asisten los pequeños del primer ciclo (primero, segundo y tercer grado).

La propuesta educativa apunta a la formación integral de los educandos a través de distintas actividades. La formación propone, además de los espacios curriculares habituales, los encuentros de Catequesis, las clases de Teatro y  la participación en espacios de talleres de coro, música,  vida en la naturaleza y deportes. Se propician experiencias de caminatas, bicicleteadas, campamentos, jornadas recreativas en el Campo de Deportes, convivencias, participación en torneos deportivos departamentales y provinciales, en especial de fútbol, hándbol y atletismo, obteniendo destacados logros.  Además reciben formación en el idioma extranjero inglés, con la implementación de un proyecto especial orientado hacia esta lengua extranjera.

Es una característica de la formación integral que brindamos la preparación para recibir la Primera Comunión en 5°grado. Se ofrece la experiencia de Catequesis Familiar como preparación para todos aquellos que desean recibir el Sacramento de la Eucaristía, convirtiéndose así los mismos papás y mamás en los primeros testigos y educadores de la Fe de sus hijos.

La formación en Educación Sexual Integral, con una mirada humanista y cristiana, nos impulsa a abordar esta temática con un proyecto institucional acorde que acompaña la formación integral que brindamos. El clima de familiaridad, estudio, piedad, disciplina y alegría caracterizan nuestra propuesta educativa, favoreciendo el diálogo franco y sincero,  respetando la diversidad  de dones con que Dios nos ha creado, procurando siempre el bien común.